¿Gestionas bien tu stock de recambios de automoción?

No decimos nada nuevo si afirmamos que uno de tus grandes retos en tu día a día como distribuidor de recambios es gestionar una amplia gama de productos, y ofrecer la máxima disponibilidad evitando las faltas y la generación de stock obsoleto.

Hoy te queremos proponer un listado de puntos clave para hacer una buena gestión de tu stock de recambios de automoción. Nos habéis ido contando estas ideas a lo largo de años de trabajo codo con codo y ahora las queremos compartir con todos.

En fin, dicen que cada maestrillo tiene su librillo, y a ver qué te parece el nuestro.

#1. La herramienta de gestión de stock importa

Y mucho. Lo ponemos en primer lugar porque para nosotros es la clave. ¿Que se nota que nos dedicamos a esto? Quizás, pero disponer de un buen sistema informático de gestión del stock es fundamental. Parece una obviedad, pero todos los datos de tu stock tienen que estar unificados y actualizados a tiempo real. También tienes que disponer de informes estándar y personalizables para tomar decisiones ágiles en la gestión del stock. Si, además, la herramienta de gestión de stock te permite hacer pedidos teniendo en cuenta tus existencias, tu histórico y las previsiones de venta, tendrás parte del éxito asegurado.

#2. Gestión adecuada de los productos de baja rotación

En el sector de la distribución de recambios de automoción, con cientos de miles de referencias, es absolutamente necesario establecer una política de compra que en el caso de los productos de baja rotación determine claramente cuándo es necesario disponer de stock y cuándo se va a gestionar bajo pedido. Sólo de esta manera se puede crear un buen equilibrio entre la posible generación de obsoletos y un buen nivel de servicio al cliente.

Para definir esta política de compra necesitarás como aliado un sistema informático tal y como hemos visto en el apartado anterior. Pero, tan importante como tu sistema informático es tu equipo: sólo su concienciación y formación te permitirá mantener de forma consistente la política de compra definida y el cumplimiento de objetivos.

#3. Organización física del stock

Una organización adecuada del almacén, que disminuya los tiempos de ubicación, picking e inventarios, repercute directamente en un mejor servicio al cliente, evita errores innecesarios de stock y permite una localización de la referencia de una manera más rápida.

Organizar el almacén en base a conceptos de rotación o ABC en lugar de familias y acercar el stock de máxima rotación hacia la zona de picking es un buen ejemplo de ello.

#4. Trazabilidad del producto

Saber en todo momento en qué punto de tu cadena de aprovisionamiento y venta se encuentra un determinado producto te dará una foto completa de su disponibilidad y te permitirá tomar las decisiones adecuadas de compra. Es necesario definir bien estos puntos dentro de tu ciclo comercial y establecer los mecanismos de control y comunicación que os permitan supervisar de forma eficiente.

#5. Sincronización de stock y préstamos entre puntos de distribución

En negocios con más de un punto de venta podemos disminuir los errores y reducir stock si implantamos una política de reaprovisionamiento y control de stock con estas directrices:

  • Hacer un análisis y una previsión de las necesidades particulares de cada delegación.
  • Reducir la periodicidad de los reaprovisionamientos, ya que sustituimos parte de los pedidos a proveedor por el préstamo entre delegaciones.
  • Disponer de un sistema que permita identificar de forma inequívoca las entregas a clientes en los procesos de tránsitos entre puntos de venta.

#6. Analiza y redefine

Todo lo expuesto no funcionará si no está dentro de un proceso constante de revisión y mejora. Hay que analizar los resultados siempre con la predisposición de modificar nuestras políticas y estrategias para adaptarlas a los cambios y optimizarlas.

#7. Implica a todas las áreas de tu empresa

Compras, ventas, logística, administración… todos contribuyen para lograr el objetivo de cualquier negocio de distribución de recambios: conseguir un stock que ofrezca todo lo que el cliente necesita sin necesidad de disponer de todo. Asegúrate de crear buenos cauces de comunicación para que las aportaciones de todas las áreas puedan ponerse en común y confluir en una buena política de gestión del stock.

¿Qué punto de los que hemos expuesto es para ti la clave de una gestión óptima del stock? Haznos llegar tus comentarios, tu opinión nos importa. Muchas gracias.

¿Interesante? Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *